Desde aquí, queremos dar a conocer el trabajo que venimos desarrollando.

Para poder conseguir una mejoría en nuestros hijos, necesitamos alimentos sanos procedentes de la agricultura y la ganadería ecológica.

Los péptidos del gluten y la caseína actúan como morfinatos, uniéndose a los receptores opioides del cerebro, dando lugar a un déficit de atención, esterotipias agravadas, falta de comunicación, etc. Intentamos balancear sus desequilibrios en cuanto a elementos minerales, detoxificar sus organismos, reestablecer la flora intestinal, fortalecer su sistema inmunológico, expulsar los metales pesados, etc.

Sus organismos, genéticamente predispuestos, son expuestos a diferentes extresores ambientales: ambiente contaminado, organoclorados, organofosforados y pesticidas de síntesis utilizados en la agricultura convencional, metales pesados procedentes de la alimentación, del ambiente y de diversos fármacos y vacunas, su sistema intestinal e inmunológico se ven alterados por el sobrecrecimiento de levaduras y bacterias anaerobias, provocándoles intolerancias alimentarias recurrentes a través de la permeabilidad intestinal (síndrome del intestino permeable).